domingo, 24 de agosto de 2008

PERIÓDICO CAMBIO PUEBLA


Viernes 8 de agosto de 2008, Periódico Cambio, Puebla
Zavala protege a Gorgonio, asegura Pepe Momoxpan

La finalidad es obtener votos en la Sierra Negra, dice el diputado del PT

Carlos Alcaraz Ramírez

Afirma que los presidentes del distrito 15 fueron amenazados para firmar un desplegado con el objeto de seguir recibiendo recursos de la Secretaría de Desarrollo Social, a cargo de López Zavala
El diputado local José Manuel Pérez Benigno Vega (Pepe Momoxpan), quien fue agredido por policías municipales de Tlacotepec de Porfirio Díaz, asegura que el secretario de Desarrollo Social, Javier López Zavala, protege al alcalde Esteban Gorgonio Merino Mendoza, con el fin de obtener votos en la Sierra Negra.
En una rueda de prensa celebrada en el Congreso local, Pepe Momoxpan aseguró que la inserción en prensa pagada por los alcaldes del distrito local 15, en la cual los alcaldes de los municipios San Antonio Cañada, Tepanco de López, Chapulco, Vicente Guerrero, Santiago Miahuatlán, Zapotitlán, Zoquitlán, Coxcatlán y Altepexi, entre otros, califican al alcalde de Tlacotepec como “persona honorable y respetuosa de los derechos de los gobernados”, obedeció a presiones del diputado priista
Méndez, sostuvo el diputado por el PT, “habla en nombre de Javier López Zavala, va y dice: ‘fírmele aquí, porque si no, Javier (López Zavala) no les va a dar recursos para que desarrollen su municipio a través de la Sedesol’, por eso firman esto, y los partidos de oposición ya no saben qué hacer, salen a declarar que van a demandar penalmente al diputado Méndez, ojalá y lo hagan y no quede nada más en una declaración hecha”.
—¿De dónde viene la protección al alcalde Merino Mendoza? —se le preguntó a Pérez Vega.
—De Javier López Zavala, con el fin de su campaña política, quiere tener ese bastión de votos que es la Sierra Negra.
—¿Alguno de los alcaldes que firmaron se comunicó con usted para decirles que están presionados por López Zavala?
—No se acercan porque les va peor. Si se acercan conmigo los castigan de a de veras. Es que no me quieren.
—¿López Zavala tiene algún conflicto directo con usted?
—No, no lo tiene. Bueno, lo tienen muchos políticos, empezando por el gobernador. No me gusta cómo tratan a la gente, no me gusta que estén oprimiendo a los vecinos pobres.
—¿Se considera una piedra en el zapato para el zavalismo?
—Sí, para el marinismo. Porque el zavalismo es hijo del marinismo.
—¿Promoverá que comparezca López Zavala por la distribución de los recursos?
—Se podría hacer, lo que pasa es que eso lo hacen en lo oscurito con el diputado Mario Méndez. No se pueden comprobar las acciones que toman, y luego este señor (Méndez) se mete ahí de agente del zavalismo. Como él es gato de los gorgonios…
—Oiga, ¿y sí le dieron apoyo? ¿Del Congreso ha recibido algo?
—Ah, sí, me regalaron chocolates, me dieron varios abrazos, se solidarizaron conmigo, pero ahí quedó porque votaron en contra (de la remoción del alcalde).
Por otra parte, el diputado subrayó que los tres ejes del gobierno de Mario Marín son la impunidad, la opacidad y la simulación.
Miércoles 6 de agosto de 2008. Periódico Cambio, Puebla

Huyen el hijo del alcalde de Tlacotepec y un regidor

Antonio Merino y Honorato Santos no han pisado el municipio desde que Pepe Momoxpan los denunció

Daniel Hernández Cruz /Margarita Martínez Hernández / Corresponsal Tehuacán

Fuentes consultadas indicaron que el regidor de Gobernación tiene negocios ilícitos, ya que aseguran que se pasea con una camioneta “Hummer” cuando su sueldo es de apenas 5 mil pesos mensuales
El acalde de Tlacotepec de Porfirio Díaz, Esteban Gorgonio Merino no está desaparecido, incluso ya se presentó a declarar en el caso de la agresión al diputado José Manuel Pérez Vega conocido como Pepe Momoxpan, aseguran vecinos de esta localidad.
Los desaparecidos desde el 29 de julio son el hijo del edil, Antonio Merino, el regidor de gobernación, Honorato de los Santos, y Abel Pereira, alias “El Jarocho”, quienes fueron señalados como los agresores por el diputado Pérez Vega y su equipo.
Fuentes cercanas a la Procuraduría General de Justicia aseguraron a Cambio que Abel Pereira tiene otras averiguaciones por homicidios ocurridos en Veracruz.
Además, las fuentes consultadas indicaron que Honorato de los Santos tiene negocios ilícitos, puesto que se pasea con una camioneta “Hummer” cuando su sueldo es de apenas cinco mil pesos mensuales.
Trascendió que Gorgonio no se había presentado a trabajar desde el día en que agentes de la PGJ detuvieron a siete policías que participaron en la agresión del diputado en una comunidad de la Sierra Negra.
En entrevista, el regidor perredista Guillermo Berlín dijo que el edil casi nunca estaba en la presidencia y menos ahora, pero al menos el pasado sábado se le vio en el lugar.
Sin embargo, la conducta del hijo del presidente y sobre todo de Honorato de los Santos, no es nueva en este sentido, pues cada vez que comenten algún ilícito o abuso, si es fuerte, desaparecen de la población y luego regresan.
Pobladores entrevistados aseguran que Honorato de los Santos tiene un hermano que está preso en Tehuacán por el delito de homicidio, de nombre Rómulo, quien junto con otro hermano más de nombre Honorio de los Santos, asesinaron al jornalero Marco Antonio Cantero Cabanzo en el poblado de Tepetla, pero sólo fue detenido Rómulo y Honorio se fugó. A Rómulo se le sigue en el proceso 38/2008 radicado en el Juzgado Segundo Penal.
CDH llama a comparecer a los agresores
La Comisión de Derechos Humanos del estado (CDH ) inició las averiguaciones, e instó a las partes en conflicto a presentar, en un plazo de tres días, su informe de los hechos ocurridos el día 29 de julio, donde fueron agredidos Pepe Momoxpan, Hervey Rivera González y Rafael García
Entre los documentos solicitados por la CDH destacan la bitácora de las acciones realizadas por la Policía el día de los hechos, parte de las novedades rendidas por la Policía de San Sebastián Tlacotepec, relación del armamento a cargo del ayuntamiento y el informe de la intervención del presidente municipal en relación con lo ocurrido.
Lunes 4 de agosto de 2008. Periódico Cambio, Puebla.

Liberan 4 órdenes de aprehensión por el caso Momoxpan

Selene Ríos Andraca / Daniel Hernández

Una de ellas podría ser en contra del hijo del edil de Tlacotepec, Antonio Merino, quien dirigió el ataque contra el legislador y sus dos asesores la semana pasada en una comunidad de la Sierra Negra
El Ministerio Público de Tehuacán solicitó cuatro órdenes de aprehensión por la agresión y la tortura en contra del diputado José Manuel Pérez Vega y sus asesores, informó el procurador Rodolfo Igor Archundia Sierra, quien dijo que entre las peticiones podría haber una relacionada con Antonio Merino, hijo del edil de Tlacotepec, Gorgonio Merino.
A la denuncia por agresión, asalto y amenazas en contra de las autoridades de Tlacotepec, el fiscal especial del caso Arturo Martínez Bermúdez acreditó el delito de tortura y protestó en contra de la libertad caucional a los siete policías detenidos el lunes pasado por elementos de la PGJ.
Asimismo, el diputado José Manuel Pérez Vega compareció este fin de semana ante la Comisión de Derechos Humanos de Puebla para denunciar al edil de Tlacotepec de Porfirio Díaz y a los agentes municipales por asaltarlo, secuestrarlo, amenazarlo y atentar contra su vida el pasado domingo en aquella localidad, y el organismo presumió la violación de los derechos fundamentales del legislador y sus dos asesores agredidos.
Tras el via crusis vivido por el legislador del Partido del Trabajo en la Sierra Negra el 27 de julio, en el que un grupo de policías y civiles intentaron asesinarlo junto a sus asesores Rafael García y Hervey Rivera, la Comisión de Derechos Humanos a cargo de Marcia Maritza Bullén comenzó a realizar las diligencias para el caso.
Por más de tres horas, Pepe Momoxpan rindió su comparecencia ante tres visitadores y la propia ombudsman, en la que narró los problemas políticos que ocasionó su presencia en aquella comunidad sobre todo para el edil Gorgonio Merino y el diputado del PRI por el distrito de la región, Mario Méndez.
De acuerdo al boletín del organismo, algunos hechos relatados por el legislador “se presumen violaciones a los derechos fundamentales del diputado y sus acompañantes, por parte de autoridades del Municipio de Tlacotepec de Porfirio Díaz, y que constituye un elemento importante para el análisis y valoración integral del expediente”.
El viernes, Hervey Rivera y Rafael Salas rindieron su propia comparecencia ante visitadores de la CDH, quienes también fueron golpeados, asaltados y amenazados por los policías de Tlacotepec de Porfirio Díaz.
El caso de Pepe Momoxpan llegó a la tribuna del Congreso local el jueves pasado, y por unanimidad se aprobó un punto de acuerdo para que las autoridades estatales “realicen su trabajo” lo más pronto posible.
Empero, la protección para el edil de Tlacotepec se hizo evidente de parte de la bancada del PRI, la cual se negó a pedirle la licencia a Gorgonio Merino mientras la Procuraduría General de Justicia concluye las investigaciones en torno al caso.
Viernes 1 de agosto. de 2008. Periódico Cambio, Puebla.

Encubre el PRI al edil de Tlacotepec

Se niegan a que Gorgonio Merino pida licencia mientras la PGJ investiga el caso Momoxpan

Selene Ríos Andraca / Yonadab Cabrera Cruz

A través de un punto de acuerdo, las bancadas del PRD, Nueva Alianza y Acción Nacional solicitaron la licencia de dicho alcalde al ser el principal señalado por el legislador José Manuel Pérez Vega, como el presunto autor intelectual de la agresión que sufrió
La bancada del PRI en el Congreso local encubrió al edil de Tlacotepec de Porfirio Díaz, Gorgonio Merino, presunto responsable de la agresión contra el diputado Pepe Momoxpan, al rechazar que el munícipe pidiera licencia mientras la Procuraduría de Justicia (PGJ) resuelve la investigación de los sucesos del domingo pasado, en los que el legislador y sus dos asesores, Rafael García y Hervey Rivera fueron víctimas de un atentado y asaltados por policías municipales de esa comunidad.
A través de un punto de acuerdo, las bancadas del PRD, Nueva Alianza y Acción Nacional solicitaron la licencia de Gorgonio Merino al ser el principal señalado por el legislador José Manuel Pérez Vega, como el presunto autor intelectual de la agresión que vivió.
Empero, la bancada del PRI decidió proteger a su correligionario, argumentando —en voz del priista Mauricio Hidalgo— que el tricolor está apostado por el estado de derecho y culpar a alguien sería un acto de irresponsabilidad.
La salida del PRI, para aparentar su preocupación por el caso, fue la aprobación de un exhorto a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para que haga su trabajo, es decir, para que agilice la investigación y, en su caso, integre las averiguaciones en contra de quienes resulten responsables.
La petición del exhorto fue avalada por los seis coordinadores de las bancadas del Congreso —PRI, PAN, PRD, Convergencia, PT y Nueva Alianza— y también incluye la creación de un “grupo de trabajo” integrado por diputados para que den seguimiento al caso.
El “grupo de trabajo” estaría conformado por los legisladores Raúl Erasmo Álvarez y Avelino Toxqui del PRI; Melitón Lozano del PRD; Carolina O´Farril de Convergencia; Gustavo Espinosa de Nueva Alianza y Manuel Fernández del PT.
No me callarán: Pepe Momoxpan
Aún con los hematomas en la cara, José Manuel Pérez Vega acudió a la sesión del Congreso para presentar un punto de acuerdo mediante el cual solicitó la revocación del Cabildo de Tlacotepec de Porfirio Díaz. Pero su punto de acuerdo no fue discutido ni turnado a la Comisión de Gobernación.
En tribuna, Pepe Momoxpan respondió a los señalamientos del diputado priista Mario Méndez, quien declaró que le advirtió a Pepe Momoxpan sobre los peligros que correría en Tlacotepec de Porfirio Díaz, ya que la carretera a este municipio está en pésimas condiciones, además que también lo puso sobre aviso de la hostilidad de la zona.
De la misma forma, aseguró que él metía las manos al fuego por Gorgonio Merino ya que estuvieron juntos en Tehuacán el domingo pasado mientras se llevaba acabo el altercado al diputado del PT: “Estuvo conmigo y en ese tiempo no habló por teléfono, no fue al WC, ni nos separamos para nada. Estoy dispuesto a que se me investigue”, expresó Mario Méndez.
En respuesta, Momoxpan lo acusó de cobarde, y tajante le dijo que él no le tiene miedo ni a Méndez ni a Giorgonio porque su gestión como diputado está y estará basada en el apoyo a los campesinos y a los más necesitados de la entidad: “Yo seguiré siendo la voz de los que no tienen voz, yo seguiré escuchando a quienes todos se niegan a escuchar, a los campesinos, a los indígenas, a todos”.
El diputado del PT agradeció el apoyo que recibió de sus compañeros de curul, de funcionarios del gobierno de Mario Marín Torres y de sus amigos.
“Que quede claro, sólo busco justicia. De no castigarse a los autores materiales e intelectuales de la agresión, se sentaría un grave precedente para la ciudadanía, mis compañeras y compañeros diputados, los 216 presientes municipales del estado y las autoridades del Gobierno del estado. ¡La impunidad no puede reinar más en Puebla!”
Finalmente, Pepe Momoxpan remató su discurso al decir: “Aunque me vean madreado, no se ha doblegado mi espíritu. Sigo de pie y sigo en la lucha, porque yo vivo para eso”.
Viernes 5 de septiembre. Periódico Cambio, Puebla.

Gorgonio dio dos versiones sobre el caso Momoxpan

Ante CDH dijo que se reunió con Mario Méndez; en la PGJ sufrió de amnesia

Efraín Núñez Calderón

Continúan las contradicciones en el caso Pepe Momoxpan, ya que aunque el alcalde de Tlacotepec de Díaz, Gorgonio Merino Méndez, “omitió” en su declaración ministerial que el día del atentado contra el diputado petista se reunió con el legislador por Ajalpan Mario Méndez, en su declaración ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos dejó de sufrir amnesia y recordó los pormenores de dicho encuentro, según consta en copias en poder de Cambio.
El lunes pasado, en estas páginas se publicó la declaración ministerial del edil de Tlacotepec, en la que en ningún momento menciona que el pasado 27 de julio tuvo un encuentro con el diputado Mario Méndez en Tehuacán, ni que comieron juntos por un espacio de tres horas:
“Al otro día, el 27 de julio aproximadamente a las ocho de la mañana, me dirigí en la camioneta en compañía del contralor Alfredo Contreras y mi hijo Horacio Merino a la Zona Alta del municipio a tratar obras del Ayuntamiento que dirijo y ahí estuve todo el día en esa zona, aclarando que en el lugar en donde nos encontrábamos no entra ninguna comunicación y en el único lugar donde existe comunicación es en Zacatepec, pero esa vez no había luz para poder comunicarme con mi gente para ver si tenían algún reporte y regresamos a las tres de la madrugada del lunes.”
En la declaración que hizo ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el día 8 de agosto, Gorgonio Merino agregó que un día antes del atentado contra Momoxpan salió rumbo a la ciudad de Tehuacán, donde a la 1:00 de la tarde se reunió con el diputado Mario Méndez para tener una charla de aproximadamente tres horas, en la que trataron los avances del Tecnológico Virtual.
Aunque esta versión coincide con la coartada de Mario Méndez, está repleta de inconsistencias. Y es que Mario Méndez, en entrevista para este diario, señaló que el encuentro con el alcalde fue breve, mientras que para Gorgonio Merino la reunión duró tres horas.
Más aun: el edil de Tlacotepec de Porfirio Díaz dijo en su declaración ministerial que había pasado todo el día en las juntas auxiliares de su municipio, y no hace referencia a una visita larga a la ciudad de Tehuacán.
En un intento por seguir protegiendo al alcalde, el diputado priista Mario Méndez continúo defendiendo su coartada, y aseguró que su versión se contrapone a la declaración ministerial de Merino debido a que seguramente se le “olvidó” al edil la reunión de ambos.
—¿Se le habrá olvidado al alcalde que se reunió con usted el día de los hechos? —se le preguntó.
—Posiblemente fue una omisión porque fue un acto rápido, no fue una situación de tiempo que estuviéramos. Los actos posteriores no puedo hablar por el alcalde (…) Yo visité al presidente en un domicilio que tiene él en Tehuacán, pero no estuve en casa de él. Ni el secretario de Educación Pública estuvo ahí. El presidente y yo estuvimos dialogando en Tehuacán sobre un tecnológico virtual que el gobernador compró.
Jueves 31 de julio de 2008 Periódico Cambio, Puebla

Fabrica priista coartada para defender a Gorgonio

Mario Méndez aseguró que el edil de Tlacotepec estuvo con él cuando golpearon a Pepe Momoxpan

Yonadab Cabrera Cruz

El diputado del tricolor aseguró que está dispuesto a someterse a una investigación, siempre y cuando sea para defender al alcalde de su parido, pues confía en su inocencia
El diputado priista Mario Méndez Reyes fabricó una coartada para defender al alcalde de Tlacotepec de Porfirio Díaz, Gorgonio Merino, quien fue acusado por el legislador del PT José Manuel Pérez Vega por la agresión que sufrió el domingo pasado en esta comunidad.
Entrevistado en el Congreso del estado, Méndez Reyes dijo que Gorgonio Merino no estuvo presente cuando diversos ciudadanos de Tlacotepec de Porfirio Díaz amedrentaron al diputado del PT, ya que ambos se encontraban en una comida, por lo que no pudo estar en dos lugares al mismo tiempo.
“Yo he estado en comunicación permanente con el presidente municipal, el día en que acontecieron estos actos deplorables, el presidente municipal estaba conmigo en Tehuacán, por lo cual, yo personalmente lo deslindo de cualquier situación de colusión en este evento.”
Mario Méndez aseguró que está dispuesto a someterse a una investigación siempre y cuando sea para defender a Gorgonio Merino, pues confía en que es inocente, ya que el domingo mientras estuvieron analizando la instalación de un tecnológico virtual no se separaron para nada, incluso aseveró que en ese lapso, Gorgonio Merino no hizo llamadas de teléfono, no salió al wc, ni a otros lugares.
Además, señaló que él mismo advirtió a José Manuel Pérez Vega sobre los peligros que corría en Tlacotepec de Porfirio Díaz si viajaba solo, pero según él, sólo en el sentido de que las carreteras estaban en pésimas condiciones, por lo que dejó entrever que esta agresión fue culpa de José Manuel Pérez Vega, pues pudo haber violentado los usos y costumbres de esta comunidad.
Yo no estoy en contra de la posición de un legislador, que puede sucedernos a cualquiera, pero tampoco podemos despertar el México bárbaro y depende de cómo me pidas las cosas es como te voy a contestar, entonces hay que respetar usos, costumbres y yo apelo a la razón y que se hagan las investigaciones que competen y sea la ley la que prevalezca.”
Cabe mencionar que el hijo de Gorgonio Merino, Antonio Merino y el regidor de Gobernación del municipio, Honorato de los Santos López, están prófugos y las autoridades judiciales los buscan ya que no se han presentado a declarar por el caso de la agresión a José Manuel Pérez.
Jueves 31 de julio de 2008, Periódico Cambio, Puebla

Consigan a agresores de Pepe Momoxpan

La PGJ busca al hijo del edil de Tlacotepec, quien fue el que orquestó la agresión al diputado local

Edmundo Velázquez

Arturo Martínez Bermúdez, fiscal especial del caso, relató la versión oficial “no estaban en facultad de actuar así, por eso se les inicia el proceso por abuso de autoridad (…) los excesos están comprobados”
Los seis policías municipales y el comandante de Tlacotepec de Porfirio Díaz fueron consignados por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) ante el Juzgado Primero de lo Penal de Tehuacán por los delitos contra funcionarios públicos, abuso de autoridad y lesiones, cometidos en contra de José Manuel Pérez Vega, diputado del Partido del Trabajo, así como de Rafael García Salas, dirigente del Comité del Pueblo Unido y Hervey Rivera, asistente del legislador.
Aún son buscados tres uniformados más, quienes tendrán que ser detenidos a través de órdenes de aprehensión que ya fueron liberadas por el Juez Primero Penal de Tehuacán, Isauro Limón Melchor, como informaron el procurador Rodolfo Igor Archundia Sierra y el fiscal especial del caso, Arturo Martínez Bermúdez.
También es buscado Antonio Merino, hijo del presidente municipal de Tlacotepec de Porfirio Díaz, Gorgonio Merino, quien según Pepe Momoxpan fue quien ordenó la agresión:
“Sí, eso lo refiere el diputado. Pero hasta el momento, de las investigaciones con que contamos no se desprende la participación, pero seguimos recabando testimonios”, mencionó en rueda de prensa el fiscal especial.
Sobre esto, el procurador subrayó que a Antonio Merino se le busca para tomar su declaración y que, de encontrársele alguna responsabilidad por la agresión contra el diputado Pepe Momoxpan, también será procesado.
“Aún estamos trabajando para identificar a todos los que participaron, si se dieron a la fuga es porque no estaban esperando a que llegáramos, independientemente de que faltaran dos policías o más personas, nosotros seguimos trabajando”, comentó el procurador Archundia. Honorato de los Santos, regidor de Gobernación de Tlacotepec, también es buscado, aunque esto no se ha confirmado por la PGJ.
Arturo Martínez Bermúdez, fiscal especial del caso, relató la versión oficial, la cual coincide con la brindada por Pepe Momoxpan, debido a que a pesar de que se identificó como diputado fue agredido por los agentes de la Policía Municipal de Tlacotepec.
“No estaban en facultad de actuar así, por eso se les inicia el proceso por abuso de autoridad (…) los excesos están comprobados”, mencionó Martínez.
Sin embargo, sobre el retén que esperaba al petista, el fiscal especial insistió en que se trataba de un cerco de seguridad instalado por ser domingo, día en que “incrementa la actividad comercial” en Tlacotepec por ser día de plaza. Pero el fiscal admitió que fue colocado de manera ilegal en el municipio.
180 municipios trabajan sin registrar a sus policías
Solamente los uniformados de 37 municipios —de 217 con que cuenta el estado— han sido registrados ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública, según comentó Mario Ayón Rodríguez, secretario de Seguridad Pública Estatal.
El funcionario estatal consideró alarmante que 180 municipios no han actualizado esta información que viola la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, pues se estipula que deben de ser registrados aquellos uniformados a los que se les asigna una pistola o se les da la investidura de policía municipal.
“Es un error muy lamentable (…) Muchas policías municipales no han sido registrados.
Recientemente el gobernador me instruyó personalmente para que en una junta para reúna a los presidentes municipales que aún faltan”, comentó Mario Ayón.
Precisamente los uniformados de Tlacotepec de Porfirio Díaz no se encontraban entre el registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública Nacional.
“No, no estaban registrados (…) A veces se les olvida que dentro de la ley hay requisitos, como que estén registrados, que tengan su cartilla, y no lo han hecho. Pero lo vamos a solucionar”, finalizó el funcionario.
Jueves 31 de julio de 2008, Periódico Cambio, Puebla

Acusa ONG a Gorgonio de la agresión a Momoxpan

Enrique Doger también se suma a la causa, y condena el atentado hacia el diputado

Margarita Martínez Hernández / Corresponsal / Tehuacan, Puebla

La Red Regional de Derechos Humanos “Cualli Nemilistli” denuncia que la PGJ quiere engañar a la gente, diciendo que fueron 4 las personas que participaron cuando en realidad fueron 7 quienes están involucrados en la golpiza al legislador
Al señalar que lo dicho por el procurador de justicia del estado Rodolfo Igor Archundia, sobre los hechos del atentado que sufriera José Manuel Pérez Vega, Pepe Momoxpan, es una verdad a medias, ya que solamente reconocen que hay 4 prófugos entre los que se encuentran el hijo del munícipe Antonio Merino González, el regidor de gobernación Honorato de los Santos López, y dos policías más; la Red Regional de Derechos Humanos “Cualli Nemilistli” condenó la versión oficial y dio a conocer nombres de más agresores.
Los líderes sociales señalan como autor intelectual de los hechos a Esteban Gorgonio Merino Mendoza, presidente municipal de Tlacotepec de Díaz; a su hijo Antonio Merino González, que es quien gobierna ese municipio; al regidor de gobernación Honorato de los Santos López, y; a su hermano de éste de nombre Agustín de los Santos, que sin tener cargo alguno también despacha en la presidencia municipal; señalan a un sujeto de nombre Abel Pereyra que es conocido como “El Jarocho” y que se jacta de ser un pistolero famoso al servicio del presidente municipal, también señalan a Rubén Rivera Bravo, quien es un regidor suplente, y a Fabián de la Vega Reyes, chofer del ayuntamiento.
Pero van más allá al precisar que los copartícipes directos en el atentado de Pepe Momoxpan, y que ya están prófugos, son los más incondicionales del regidor de gobernación y del presidente siendo éstos: Rafael Cantero Flores; Fidel Alejandro García Castro; Joaquín Lezama Castro; Antonio Hernández “N”; Urbano Pérez Hernández y Norberto Limón Ríos, personas que han cometido diversos atropellos protegidos por las autoridades municipales.
Por otra parte, en su visita a Tehuacán, Enrique Doger Guerrero, presidente de INDEMA, condenó el atentado a Pepe Momoxpan, resaltando que algo grave está sucediendo en el estado, por lo que se debe de investigar a fondo esta situación, para evitar que se repitan estos actos cobardes.
Martes 29 de julio de 2008. Periódico Cambio, Puebla.

“Nos quisieron matar”

Selene Ríos Andraca

Tras ser vapuleado por media docena de policías municipales de Tlacotepec, que lo aventaron a un barranco, Pepe Momoxpan reapareció para contar su infierno: “Estamos vivos de milagro”
Con los ojos morados, la cara hinchada, la camisa ensangrentada y los zapatos enlodados reapareció el diputado del Partido del Trabajo José Manuel Pérez Vega, mejor conocido como Pepe Momoxpan, en el restaurante La Lonja en Tehuacán, minutos antes de las nueve de la mañana, después de ser golpeado, esposado y casi asesinado por elementos de la Policía Municipal de Tlacotepec de Porfirio Díaz.
“Estamos vivos de milagro” dijo Pepe Momoxpan con la voz cortada y los ojos al punto de las lágrimas: “Nos quisieron matar, esto es inhumano, nos trataron como animales, es inhumano lo que nos hicieron”.
A unos 10 metros del diputado, Hugo Isaac Arzola Muñoz, director de la Policía Judicial, veía a los tres agredidos y por fin respiraba por ver al diputado local en pie.
En conferencia de prensa, José Manuel Pérez Vega acusó al alcalde de Tlacotepec, Esteban Gorgonio Merino y a su hijo Antonio Merino, de ser los autores intelectuales de la agresión que sufrió él y sus asesores Hervey Rivera y Rafael García Salas el pasado domingo.
Pepe Momoxpan comentó que él y sus asesores viajaron a Tlacotepec de Porfirio Díaz para platicar con las víctimas políticas del alcalde, entre ellas el regidor del PRD, quien desde hace dos meses no cobra su sueldo como funcionario del Ayuntamiento y fue amenazado de muerte por el edil por negarse a ser parte de una serie de actos de corrupción.
Al llegar al río Tonto, el diputado y sus asesores se toparon con un retén de la Policía Municipal y uno de los agentes le dijo al legislador: “Si entras, no sales vivo”.
Fiel a su estilo, Momoxpan siguió de largo su camino en compañía de unos pobladores de Tlacotepec pero a escasos metros del retén observó que los vecinos que le acompañaban estaban siendo agredidos física y verbalmente por unos civiles.
El legislador y sus asesores viajaban en una Nissan Verde metieron reversa e intentaron huir del lugar: “Es una emboscada”, sin embargo, las dos patrullas que conformaban el retén los comenzaron a perseguir.

A la altura de la comunidad de El Crucero, la camioneta en la que viajaba el diputado y sus asesores fue interceptada. Ahí, los bajaron del vehículo y los esposaron.
Hervey Rivera, Rafael García y Pepe Momoxpan fueron esposados, golpeados, cacheados, esculcados y cacheteados por los municipales, quienes se burlaban del diputado y le decían: “Te tenemos bien identificado Benigno”.
A 10 metros del lugar donde fueron interceptados, los tres infortunados fueron arrojados a una barranca sumamente peligrosa que tiene más de 60 metros de altura y está repleta de maleza.
Momoxpan y García fueron arrojados al mismo tiempo, mientras que Rivera fue aventado minutos después. Al tiempo de arrojarlos, sonó una ráfaga de unos 30 disparos.
García y Momoxpan cayeron muy abajo en la barranca y siguieron caminando para huir de los policías, mientras que Hervey Rivera caminó solo sin rumbo hacia Eloxochitlán.
El diputado y Rafael García fueron los más golpeados. Hervey Rivera solamente sufrió de una rociada de gas lacrimógeno y unos cuantos golpes en la cara.
Pérez Vega y García Salas fueron pateados, golpeados y cacheados en la cabeza.
Según el relato de García Salas, Pepe Momoxpan tuvo muchos problemas para moverse y por tramos estuvo a punto de desvanecerse por la intensidad del dolor.
Ambos se escondieron un rato en la maleza y llegaron hasta un arroyo, donde se lavaron el gas lacrimógeno y bebieron agua.
Ahí encontraron a un campesino llamado Pablo Olivares, mismo que horas más tarde los ayudaría a escapar del lugar y los llevaría con Francisco Martínez, juez de Paz de Tlacotepec de Porfirio Díaz, quien los trasladó hasta el Palacio Municipal de Ajalpan.
Con el dinero que recibieron de los campesinos de Eloxochitlán, el diputado y Rafael García se hospedaron en un hotel en Tehuacán y desde ahí se comunicaron con algunas personas para reportarse vivos.
En tanto, Hugo Isaac Arzola y una veintena de judiciales rondaron Ajalpan y Tehuacán en búsqueda del diputado y de su asesor, ya que Hervey Rivera había aparecido en la ciudad a las 10 de la noche y en la madrugada ya estaba rindiendo su declaración ante el Ministerio Público.
Martes 29 de julio de 2008. Periódico Cambio, Puebla.

Detiene PGJ a siete policías de Tlacotepec

Habrían participado en la tortura e intento de asesinato de Pepe Momoxpan

Selene Ríos Andraca / Enviada Especial/ Tlacotepec de Porfirio Díaz

El director de la Policía Judicial, Hugo Isaac Arzola Muñoz, encabezó el operativo que duró más de ocho horas. Los uniformados fueron trasladados anoche al Ministerio Público de Tehuacán en calidad de presentados
Un gran operativo conformado por agentes de la Policía Judicial y Estatal detuvo en la Sierra Negra a siete policías municipales de Tlacotepec de Porfirio Díaz por su presunta participación en la tortura e intento de asesinato contra el diputado José Manuel Pérez Vega, alias Pepe Momoxpan, y sus asesores Hervey Rivera y Rafael García Salas.
Tras reaparecer en público en el restaurante La Lonja en Tehuacán, Pepe Momoxpan acordó con sus asesores que él se iría a la capital poblana a ofrecer una rueda de prensa en la sede del Poder Legislativo para posteriormente presentar su denuncia ante la Procuraduría General de Justicia, mientras que ellos regresarían al municipio de la Sierra Negra para identificar a sus agresores.
El director de la Policía Judicial, Hugo Isaac Arzola Muñoz, encabezó el operativo que duró más de ocho horas y que obtuvo como resultado la detención de siete agentes municipales que fueron trasladados anoche al Ministerio Público de Tehuacán en calidad de presentados, puesto que ellos aseguraron ante sus superiores que no tuvieron nada que ver con la agresión en contra de Pepe Momoxpan y su personal.
Tras la detención, Arzola y una veintena de judiciales emprendieron camino rumbo a una comunidad aledaña a Tlacotepec para intentar detener a tres agentes municipales más y al regidor de Gobernación, Honorato Jiménez, el supuesto autor intelectual de la violencia que sufrieron Momoxpan, Rivera y García.
El operativo
A las doce del día, una veintena de vehículos de la Policía Judicial y Estatal comenzaron un largo recorrido hacia Tlacotepec de Porfirio Díaz. En uno de éstos viajaron Rafael García y Hervey Rivera, junto a su abogado Israel Trujillo.
El objetivo de la presencia de los agredidos era reconocer en “flagrancia” a los municipales y hacer la reconstrucción de los hechos.
La primera parada el convoy fue en el poblado El Crucero, donde los asesores de Momoxpan reconocieron como el lugar donde fueron emboscados por dos patrullas de la Municipal de Tlacotepec.
En El Crucero, los peritos de la Judicial encontraron evidencias de las narraciones de los agredidos, tal es el caso de la raspadura en el concreto y la marca de una llanta, originadas por las camionetas de la Policía Municipal que los emboscaron.
Fue ahí, donde Pepe Momoxpan y sus asesores fueron esposados, golpeados, asaltados, amordazados y amenazados de muerte.
A 10 metros del lugar donde aún yace la evidencia, el perito de la PGJ dio cuenta de tres huellas entre la maleza que cubría una peligrosa barranca.
Rivera y García narraron que fue ahí donde los policías municipales los aventaron hacia el barranco, y no sólo eso, el rastro del collar de Rafael García y dos manchas de sangre fueron la muestra de la agresión.
Ambos agredidos aseguraron que mientras los arrojaron al precipicio, sonó una ráfaga de balas: “Unos 35 tiros escuchamos”. La versión fue confirmada por vecinos del lugar, quienes aseguraron que antes de las cinco de la tarde escucharon detonación de armas de fuego.
Sin embargo, la zona “ya estaba limpia”, ningún casquillo encontraron los peritos, pese a una ardua inspección realizada en la zona.
Pero la “zona limpia” no cumplió su cometido, ya que el rastro sangriento y los trozos del collar de Rafael García quedaron al descubierto a la luz del día.
Mientras se realizaba la inspección, un grupo de pobladores se acercó a la revisión para rendir una declaración ante el Ministerio Público.
Pablo Olivares, el salvador de Pepe Momoxpan y Rafael García, hizo su aparición en la escena: “Yo vi cómo unos 10 policías golpeaban a dos señores y cómo los empujaron a la barranca. Uno de ellos me dijo: ‘Soy diputado del PT ayúdame, avísale a Gobernación que nos están golpeando’.”
Olivares y su hermano fueron testigos oculares de la agresión y el agente del Ministerio Público les tomó su declaración.
Francisco Olivares, contó su hermano, estuvo a un lado de Momoxpan y de García cuando fueron aventados a la barranca y se cubrió entre la maleza por los disparos que soltaron.
Otro vecino del lugar aseguró que desde el monte pudo ver cómo una de las patrullas de Tlacotepec tenía en su batea tres cajas de cerveza y cómo las compartían con los otros policías.
Incluso, Pablo Olivares declaró que él le gritó a los municipales que “éste ya no es tu territorio, no te metas con ellos” y que en respuesta obtuvo una parada en seco: “Tú no te metas aquí”.
De acuerdo al relato de Olivares, él y sus amigos sacaron a García y a Momoxpan de Tlacotepec con el apoyo del juez de paz Francisco Martínez, quien los trasladó en su camioneta hasta el palacio municipal de Ajalpan.
Cerca del río El Tepeyac hubo una segunda parada del convoy. Ahí los judiciales hablaron con los vecinos del poblado y esperaron las órdenes para entrar a Tlacotepec.
Fuentes de la Judicial revelaron a Cambio que las recurrentes paradas y las esperas en la carretera obedecían al temor de que los municipales los recibieran a balazos.
Poco antes de las cuatro de la tarde, Arzola y una docena de agentes repartidos en cuatro vehículos emprendieron la segunda avanzada y arribaron a Tlacotepec.
Inmediatamente caminaron hacia la Comandancia de Policía, donde ya los esperaban los municipales “con toda la disposición a colaborar”.
Arzola recogió el armamento de la comandancia: siete escopetas, 2 revólveres y una escuadra, así como más de 100 cartuchos útiles.
Siete de nueve elementos que componen el cuerpo policiaco en el lugar fueron detenidos y trasladados en sus propias camionetas a Tehuacán.
Hervey Rivera y Rafael García fueron impedidos por su propia seguridad de acercarse a los detenidos, quienes juraron ante los medios de comunicación que ellos no tenían ni la menor idea de los sucesos ocurridos.
Martes 29 de junio de 2008. Periódico Cambio, Puebla.

Sólo “apoyo moral” de diputados a Momoxpan

Priistas nada más de “lejitos” y en el discurso, condenan agresión a su compañero diputado

Edmundo Velázquez / Efraín Núñez Calderón

El legislador del PT vio pasar a sus compañeros del PRI que solamente alzaron la mano para saludarlo o seguían de largo a otra sala corriendo a cumplir con sus comisiones
Después de salvar su vida, José Manuel Pérez Vega, mejor conocido como Pepe Momoxpan, solamente encontró apoyo en el discurso de parte de los priistas. De sus compañeros tricolores de la LVI Legislatura solamente tuvo saludos a lo lejos y respaldos tibios ayer que se presentó a denunciar públicamente las agresiones de la Policía Municipal de Tlacotepec de Porfirio Díaz y del edil Esteban Gorgonio Merino, así como de su hijo Antonio Merino.
Con severos golpes en la cara, apoyado de un bastón de palo y en una de las salas del Congreso local, el diputado vio pasar a diputados priistas que solamente alzaron la mano para saludarlo o seguían de largo a otra sala corriendo a cumplir con sus comisiones.
Así pasó con los priistas Jorge Ruiz Romero, Pablo Fernández del Campo, Humberto Aguilar Viveros.
El único diputado que llegó y apoyó ante las cámaras de los medios de comunicación fue Manuel Fernández, compañero de bancada de Momoxpan, con quien siempre ha mantenido lejanía e incluso encontronazos por la titularidad de la fracción del Partido del Trabajo en la LVII Legislatura.
“… si un diputado investido con su fuero es no respetado en el ejercicio de sus actividades, ¿qué pueden esperar los ciudadanos normales? ¿La agresión, el asesinato o la vejación de nuestros derechos?”, comentó Fernández.
El diputado del PT aseguró que se mantendrá apoyando como coordinador de la bancada a su compañero: “Tiene mi respaldo como integrante del partido al que pertenecemos y mi respaldo personal”, aseguró Fernández en entrevista e incluso subrayó que de ser necesario se pedirá la cabeza de Esteban Gorgonio Merino, presidente municipal de Tlacotepec de Porfirio Díaz.
Al comentar sobre la agresión sufrida por Momoxpan, el diputado priista Humberto Aguilar Viveros subrayó “su total rechazo” a las acciones contra su compañero legislador.
“Lo que tenemos que hacer, en primer lugar, es rechazar este tipo de acciones. En caso de que haya sido proveniente del ayuntamiento, pues lamentar la agresión a nuestro compañero el diputado José Benigno Pérez Vega y pues tenemos que esperar a que se investigue al fondo del asunto”, comentó Aguilar.
Sin embargo el priista se deslindó de hablar de una postura sobre el edil de Tlacotepec y su responsabilidad en el hecho:
“Hay que esperar las investigaciones correspondientes, no podemos tomar juicios a priori, reitero, lamentamos las acciones cometidas contra el diputado pero hay que esperar a que se hagan las investigaciones correspondientes y que se proceda conforme a derecho y a la ley.”
Se buscará al edil de Tlacotepec: Segob
El secretario de Gobernación, Mario Montero Serrano aseguró que para ahondar en las investigaciones fueron ya citados los jefes de las policías tanto de Tlacotepec de Porfirio Díaz como de Eloxochitlán, para que se deslinden responsabilidades. Además se citó al presidente municipal de Tlacotepec, Esteban Gorgonio Merino.
Entrevistado tras salir de una estación de radio, el funcionario aseguró que se hará una reconstrucción de los hechos y que ya la Procuraduría General de Justicia toma cartas en el asunto.
“Actuaremos conforme a la ley y es un hecho que reprobamos y que estaremos atentos para que se haga justicia, no solamente porque se trate de un diputado, sino porque a cualquier ciudadano le puede pasar esto y éstos son los actos que a veces se dan por gente que no está preparada o que no tiene la sensibilidad y la previsión suficiente para saber cómo actuar como elementos de seguridad pública, así que el compromiso del gobierno es actuar conforme a la ley”, comentó Montero.
Por lo pronto, los policías, según el secretario de Gobernación, serán destituidos y tendrán que enfrentar los cargos por lesiones, privación ilegal de la libertad y abuso de autoridad:
“No sólo deben de ser destituidos, sino que tendrán que enfrentar cargos. Estamos en la averiguación, será una investigación de largo trayecto porque iremos recavando información, versiones y compromisos de quiénes fueron los responsables y actuar sobre aquellos que tengan alguna culpa.”
El funcionario también subrayó que el hecho ocurrió en la coyuntura de una revisión que se tiene en la zona sur del estado debido a que existe “una ruta del crimen organizado”.
Además, Montero señaló que ya tenían identificado el conflicto entre el presidente de Tlacotepec con habitantes del municipio y aseguró que de haber sabido que Momoxpan iría a la zona como representante popular se le habría asignado seguridad para evitar este tipo de hechos violentos.
PGJ inicia fiscalía especial para investigar el caso
Ayer en rueda de prensa, el procurador Rodolfo Igor Archundia Sierra anunció la creación de una fiscalía especializada para la investigación del caso del secuestro, lesiones y abuso de autoridad de parte de los policías municipales contra el legislador del Partido del Trabajo.

El titular de la Procuraduría General de Justicia informó que será Arturo Martínez Bermúdez quien dirija la fiscalía, pero, hasta que Pepe Momoxpan no presente su denuncia y señale como autor intelectual de los hechos al presidente municipal de Tlacotepec, no se le buscará como parte de las investigaciones.
Sin embargo, Archundia mencionó que mientras no se termina el periodo de flagrancia se busca a 6 u 8 policías municipales que participaron en la gresca contra Pérez Vega. Informó que son alrededor de 50 agentes de la Policía Judicial los encargados de buscar a los agresores del diputado mientras se espera la denuncia correspondiente ante la Agencia del Ministerio Público.
Hasta el cierre de la edición las autoridades no confirmaron algún detenido. Al respecto de los policías buscados, habló el procurador:
“Entre seis y ocho personas son las buscadas. No está definido el número exacto, pero son las señaladas por el diputado. Hoy por la mañana se ha dado la orden de la presentación del personal de la Policía Municipal de Tlacotepec ante el Ministerio Público y por la dificultad de comunicación con la zona, me veo imposibilitado en confirmar si ya hay un traslado material hacia la ciudad de Tehuacán o si aún permanecen en la zona de Tlacotepec.”
Sobre el hecho de la posible participación del presidente municipal también se investiga, pero, como mencionó Joe Hernández Corona, subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría de Gobernación, se tendrán que esperar a los avances en la investigación para fincar alguna responsabilidad contra Esteban Gorgonio Merino:
“La determinación se tomará de acuerdo a los avances que se tenga en la investigación, si se justifica que el ciudadano presidente municipal se encontraba o fue partícipe de manera directa, el señor gobernador ha instruido que se vaya hasta las últimas consecuencias. Entonces tenemos que esperar los avances de la investigación que está realizando la PGJ para ir tomando decisiones sobre la integración del honorable ayuntamiento, así como de los elementos de seguridad pública municipal, dado que la instrucción es llegar hasta el fondo de los acontecimientos.”
Sin embargo, Joe Hernández Corona contradijo al secretario de Gobernación, Mario Montero, al mencionar que “no tenían registrados problemas” de tipo político en la zona de Tlacotepec.
“No se tiene registrado ningún problema entre el regidor del PRD Convergencia y PT con el presidente municipal. Desde un principio está integrado al trabajo del ayuntamiento. Será motivo de investigación pero nosotros, que tuviéramos conocimiento como Segob de que no se le dejaba entrar al Cabildo o que tuviera problemas con el presidente municipal, no, no lo tenemos registrado”, aseguró Hernández Corona.
CDH inicia expediente; ONGs señalan lentitud
Aunque Marcia Maritza Bullén, desde ayer presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, aseguró que se le dio seguimiento inmediato al caso de secuestro y agresión en contra del diputado del Partido del Trabajo, José Manuel Pérez Vega, integrantes del Panel de Observación de Derechos Humanos criticaron que solicitaron ayuda al organismo justo cuando que se dio el altercado en Tlacotepec de Porfirio Díaz sin tener eco en la nueva ombudsman.
“La presidenta inicia mal su periodo, el hecho es que ayer nosotros solicitamos el traslado de un visitador a la zona cuando se dio toda la agresión pero nunca nos dieron respuesta”, comentó Fernando Cuellar del Centro de Derechos Humanos Joel Arriaga Navarro.
En contraparte Bullén insistió que “la actuación de la Comisión fue inmediata”. “Se realizaron las primeras gestiones una vez que se recibió una llamada donde se solicitaba el apoyo inmediato para la protección de la integridad física del diputado”, aseguró la presidenta.
Hasta hoy fue que la CDH envió a tres visitadores para atender el caso, del cual ya se inició una fiscalía especializada de parte de la Procuraduría General de Justicia, según mencionó Brahim Zamora de la Red Democracia y Sexualidad.
Cabe decir que la CDH inició el expediente 7394/08-I., por el caso de Pepe Momoxpan, pero éste fue por denuncia y no de oficio como se realiza en casos de gravedad, hecho que también irritó a los defensores de derechos humanos en Puebla.
Que se aplique todo el rigor de la ley: Bailleres
Yonadab Cabrera Cruz
El líder del Congreso del estado, José Othón Bailleres Carriles, pidió a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) que aplique todo el rigor de la ley en contra de los agresores de José Manuel Pérez Vega, después del atentado que sufrió en Tlacotepec.
En rueda de prensa, el líder del Congreso del estado dijo que la PJG debe investigar hasta las últimas consecuencias la agresión de la que fue víctima el diputado del PT: “Nosotros pedimos a la Procuraduría General de Justicia que haga una minuciosa investigación y que dé con los responsables de este lamentable suceso, por el o los delitos que pudieran comprobarse en el transcurso de la investigación.”
Además, recalcó la importancia de que José Manuel Pérez Vega denuncie la agresión ante el Ministerio Público, de lo contrario las autoridades no podrían proceder, a pesar de que tiene fuero, pues la ley se aplica para todos de igual manera.

De la misma forma, Othón Bailleres dijo que sin importar quienes hayan sido los agresores del legislador petista, se debe aplicar la ley, así hayan sido autoridades municipales, estatales o si fueron civiles.
AN: Atentado es muestra de ingobernabilidad en el estado
Olivia López Pescador
Leonor Popócatl Gutiérrez, diputada local del PAN, al solidarizarse con el diputado local del PT Pepe Momoxpan manifestó que este atentado contra el legislador es muestra de la ingobernabilidad y de la impunidad que se vive en el estado, por lo que exigió la licencia del presidente municipal de Tlacotepec de Porfirio Díaz donde sucedió la agresión, pero además aprovechó para exigir que se esclarezcan los hechos pasados, en contra de legisladores suplentes de oposición.
“Yo no sé qué tipo de seguridad se está brindando en este estado o si esta seguridad es dirigida solamente… esta falta de seguridad es dirigida y lleva dedicatoria.”
La diputada lamentó lo ocurrido al legislador local y a su gente de apoyo, no sólo porque se trate de un diputado, sino por que es la tercera figura que es agredida de la LVII Legislatura y curiosamente es de oposición.
“Tenemos que hacer memoria que es la tercera figura que se agrede de oposición”, remarcó.
Lunes 28 de junio de 2008. Periódico Cambio. Puebla

Policía de Tlacotepec de Díaz secuestra a Pepe Momoxpan

Los uniformados lo amagaron, golpearon y detuvieron, tras finalizar una gira por la Sierra Negra

Efraín Núñez Calderón / Edmundo Velázquez

Joe Hernández subsecretario de la Segob aseguró que ayer alrededor de las ocho de la noche inició un operativo para localizar al diputado petista José Manuel Pérez Vega y su colaborador Rafael García.
El diputado del PT José Manuel Pérez Vega, alias Pepe Momoxpan se encuentra desaparecido, luego de que policías municipales de Tlacotepec de Porfirio Díaz lo amagaron, golpearon y detuvieron, tras finalizar una gira por la Sierra Negra, denunció su secretario particular Hervey Rivera.
Entrevistado vía telefónica mientras se trasladaba a Tehuacán, luego de ser arrojado a lo espeso de la sierra, Rivera acusó que fue golpeado mientras la comitiva, conformada por él, Pepe Momoxpan y Rafael García Salas se trasladaban de regreso a Puebla.
Dijo que fueron perseguidos por una patrulla de “matones con uniforme”, quienes al alcanzarlos dispararon al aire, los amagaron y golpearon arteramente. Destacó que aunque lo dejaron libre, se llevaron detenidos sin ninguna justificación a Pepe Momoxpan y Rafael García:
“Antes de que me dejaran libre, pude apreciar que nuestro compañero Rafa García fue brutalmente golpeado, luego me botaron en la Sierra Negra. Como pude, logré encontrar el camino y tomar un camión para dirigirme a Tehuacán.”
Según Rivera, la comitiva se encontraba realizando una gira de trabajo por Tlacotepec, brindando asesoría a regidores de oposición, los cuáles han sido amenazados de muerte por estar contra las decisiones del alcalde.
De hecho, la agresión comenzó cuando el edil se percató de la presencia del petista ayer por la mañana, momento en el que decidió convocar a la gente para agredir al diputado, quien iba acompañado de un regidor del PRD. Según esta versión, el edil logró reunir a más de 200 personas para agredir a Momoxpan.
El regidor pudo escoltar a la comitiva de Pepe Momoxpan hasta las afueras de Tlacotepec, lugar en que inició la persecución de los municipales y que culminó en la agresión contra el diputado local.
La Segob inició operativo de búsqueda
Joé Hernández Corona, subsecretario de Asuntos Políticos de la Segob aseguró que ayer alrededor de las ocho de la noche inició un operativo para localizar al diputado petista José Manuel Pérez Vega y su colaborador Rafael García.
Sin embargo, Hervey Rivera, particular del legislador rechazó dicha versión, ya que alrededor de las 10:00 PM no había iniciado ninguna táctica de búsqueda, pues los elementos de la Policía Judicial y estatal apenas se trasladaban de Puebla a Tehuacán.
Hernández Corona dijo haber tenido conocimiento de los hechos en la Sierra Negra a las ocho de la noche, horas después de que la prensa diera a conocer las primeras versiones sobre la agresión contra la comitiva de Pepe Momoxpan.
Versiones de la Segob apuntan a que la dependencia tuvo conocimiento exacto de los hechos. Según estos informantes Pepe Momoxpan y Rafael García lograron escapar en la Sierra Negra, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, se encontraban desaparecidos:
“Yo no sé nada, tiene una hora que yo tengo conocimiento, se armó un operativo para ubicarlos y ver qué aconteció. Mientras no tenga conocimiento, no puedo decir nada. Desde hace una hora estamos en eso. No puedo manejar rumores, desde hace una hora estamos trabajando”, aseguró Hernández Corona en entrevista telefónica.
Hay que decir que también a esa hora el subprocurador Víctor Pérez Dorantes se trasladó al lugar de los hechos para coordinar el operativo.